Buscar este blog

domingo, 21 de diciembre de 2014

MEDITACION Y SANACION

Siéntate cómodamente. Inhala y exhala por la

nariz, usando el diafragma ( musculo que separa el torax

del abdomen) .

Continúa hasta que vayas tomando conciencia de

que la Vida respira por tu nariz, de que una benévola y

poderosa energía te mantiene vital y te conecta con

la existencia toda. La respiración fluye

rítmicamente, expandiéndose y contrayéndose,

inspirando y expirando, te relajas, acompañando a tu cuerpo.

Sientes tu energía extendiéndose.

Imagina una luz blanca que te cubre por completo y como un manto te protege.

Ese aire que inspiras ha viajado por todo el planeta,

por todos los tiempos: te hermana con toda la humanidad

aunque no seas todavia conciente. Deja que se exprese la energìa.

Respira sintiéndote una unidad con todo y con todos.



Extraído de "Talleres Energeticos".