Buscar este blog

jueves, 29 de septiembre de 2011

Hablemos Claro.

Cuantas veces en nuestra vida de relacion vemos a las personas quejarse y hablar de sus males y enfermedades todo el tiempo, tan es así que ni siquiera permiten pasar " un aviso".
He notado que cuando siento mi energía baja y no hablo de ello y tampoco tengo diálogos con otros sobre mi malestar, inmediatamente recupero las fuerzas que no estaban al cien por ciento.
Esto es así porque en alguna parte de nuestra mente conciente o subconciente hemos creado esta apariencia de enfermedad o malestar y a veces no somos  concientes de ello.
Recuerda hablar solo de aquello que tu quieres para tu vida y de expresar con claridad lo que sientes y sobre todo de no enojarte y agradecer a las personas que a lo largo del día te recordaron con sus quejas que tus pensamientos deben ser claros y luminosos para vibrar en una frecuencia alta y atraer todo lo mejor a tu vida.
Tu creas tu propia realidad,  con tus pensamientos, sentimientos y actitud hacia la vida, y lo más importante: nadie puede opacar tu brillo si tu no quieres.